ECOEMPRENDIMIENTO EN LA REGIÓN LA LIBERTAD: APROVECHANDO RIQUEZAS NATURALES PARA EL FUTURO SOSTENIBLE

ECOEMPRENDIMIENTO EN LA REGIÓN LA LIBERTAD: APROVECHANDO RIQUEZAS NATURALES PARA EL FUTURO SOSTENIBLE

  • En un mundo afrontando una serie de desafíos ambientales en términos de nuevas formas de gestionar la economía, el ecoemprendimiento emerge como una respuesta innovadora y esencial. Precisamente, este artículo explora de forma holística el concepto de ecoemprendimiento dejando a la reflexión las potenciales oportunidades para la Región La Libertad. En este sentido es fundamental comprender las ventajas comparativas en cuanto a se refiere a riqueza naturales y potencial económico de esta noble región.

Por: Sandor Lukacs de Pereny, Ph.D.[1]

Partamos por definir que es Ecoemprendimiento

El ecoemprendimiento, también conocido como ecopreneurship, representa la conducta empresarial adoptada por personas -de forma individual o colectiva- con el propósito de crear negocios responsables con el entorno o comúnmente llamados “verdes.” Es decir, esta visión de negocios trasciende la búsqueda de réditos económicos puesto que busca apalanca el desarrollo humano y el respeto por el espacio común llamado medioambiente. Este es un enfoque que no solo atrae a jóvenes emprendedores, sino que además brinda oportunidades pro trasformaciones innovadoras hacia paradigmas empresariales adecuados a las nuevas demandas societales en el ámbito del cuidado ecosistémico.

Negocios ecosistémicos: una ventana de oportunidades

Emprender con criterios de gestión responsable construye al desarrollo de una imagen corporativa positiva y, al mismo tiempo, abre puertas a innovaciones sostenibles y colaboraciones sólidas entre múltiples actores, públicos y privados. Y es que las iniciativas ambientalmente diseñadas generan una imagen corporativa confiable y modelo empresarial de cara a ciertas regulaciones de protección de la naturaleza. Así, los ecoemprendimientos robustecen su competitividad lo que se traduce en beneficios significativos para la sostenibilidad de estos negocios y el consecuente cuidado de la naturaleza y los servicios ecosistémicos que esta brinda. No obstante, existen ciertos desafíos al respecto.

Comprendamos los Desafíos de Ecoemprender

Las principales barreras del ecoemprendimiento incluyen, inicialmente, la falta de conciencia sobre este mercado potencial de negocios ecológicos. A esto se suma la renuencia de los asesores comerciales a compartir información sobre innovaciones “verdes” en línea con una falta de orientación sobre cómo implementar estándares ambientales. Sin embargo, la comprensión de la ecoinnovación puede potenciarse mediante un mejor benchmarking (análisis comparativo de la competencia) a fin de superar estas barreras iniciales mayoritariamente generadas por mentalidades resistentes al cambio. Al respecto, son las incubadoras de emprendimientos la pieza clave de disrupción.

Hablemos de Incubadoras Ecoemprendedoras

Las incubadoras son organizaciones que respaldan la creación de negocios. Por ello, estas desempeñan un papel clave en el desarrollo del ecoemprendimiento. Dicho de otra forma, en el camino hacia la gestión  ambiental responsable, existen dos tipos principales de ecoemprendedores: 1) aquellos conscientes del entorno pero no del mercado (centrados en oportunidades empresariales con una dimensión ambiental), y 2) aquellos conscientes tanto del entorno como del mercado (es decir, quienes persiguen oportunidades donde el medioambiente es el criterio como garantía de beneficios futuros).

Pero ¿por qué es importante el Ecoemprendimiento?

Nos encontramos en un contexto ambiental global de contaminación de ríos, suelos y mares sumado a los vaticanos apocalípticos propalados por ciertas organizaciones y medios de comunicación. En este escenario, el ecoemprendimiento surge como una respuesta clave anuevas demandas y nuevos desafíos. Sin duda, los consumidores buscan activamente productos y servicios más sostenibles (evitando el greenwashing por cierto), mientras que las empresas incorporan continuamente prácticas ecoinnovadoras y ecoeficientes. Su objetivo no es solo prosperar económicamente, sino también contribuir con afrontar muchos de los problemas ambientales que como sociedad global enfrentamos. Prueba de esto, es la inclusión de factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) en los modelos de negocio que buscan catapultar el crecimiento de la organización via capitalización de oportunidades en reducción de costos (competitividad) y mejora de la imagen corporativa (legitimidad).

Ecoinnovación y la Conexión Sostenible

La innovación ambiental cimenta el éxito empresarial al ofrecer ventajas competitivas via una diferenciación en eficiencia operacional. En otras palabras, aquí los ecoemprendedores pueden innovar en áreas clave como procesos, organización y productos. Ejemplos de ello van desde productos orgánicos hasta iniciativas de comercio justo y consumo local. En simple, la ecoinnovación abarca diversas categorías con soluciones enfocadas tanto a las necesidades del consumidor como a las necesidades de cuidado medioambiental. Lo social y o ambiental se integran en una visión responsable.

Ecoemprendimiento como práctica de Responsabilidad Social Corporativa

¿Cómo las empresas pueden implementar estrategias de cadena de suministro sostenibles? ¿Cómo gestionan los residuos de manera responsable? ¿Cómo promueven la transparencia en sus operaciones pueden ser temas enriquecedores? Estas preguntas buscan demostrar que la sostenibilidad no se trata exclusivamente de productos “verdes” sino de un compromiso integral con prácticas que garanticen un menor impacto ambiental a la par que fomenten esta visión responsable con las personas.

En conclusión, podría afirmarse que el ecoemprendimiento es una respuesta empresarial a los desafíos ambientales globales. Tambien podríamos agregar que representa una oportunidad transformadora. Al respecto, nos preguntamos, ¿Cuál sería el potencial de ecoemprendimientos para la Región La Libertad y los beneficios derivados de estos?

Es irrefutable que esta región tiene el potencial de aprovechar sus ventajas competitivas y comparativas en términos de riquezas naturales. La Libertad es una región que puede liderar iniciativas ecoemprendedoras en agricultura y turismo. Le invitamos pues, amigo lector, a reflexionar sobre cómo la Región La Libertad puede convertirse en un faro de ecoemprendimiento nacional.

——————————————————————————————————–

[1]Profesor de los Programas en Sostenibilidad de ESAN Graduate School of Business.         

Fuentes: www.viru.com.pe  www.camposolempresa.wordpress.com

         

One thought on “ECOEMPRENDIMIENTO EN LA REGIÓN LA LIBERTAD: APROVECHANDO RIQUEZAS NATURALES PARA EL FUTURO SOSTENIBLE”

  1. Cirilo Sixto Polo Campos dice:

    Excelente concepto para su aplicabilidad. Hay que innovar e ir más allá del homo económico, e incluir en todas las fases del ciclo de vida de los proyectos, el tema de sostenibilidad ambiental. Por tanto, es sensibilidad empresarial velar por conservación, mantenimiento y mejora de vida en nuestra casa grande la tierra, buscando un intercambio simbiótico sociedad-economía-ambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola! Indícanos en qué podemos ayudarte